viernes, 1 de mayo de 2009

La participación de los maestros en la defensa de sus derechos laborales

Mucho se ha dicho que el Estado ha mermado en gran parte nuestros derechos laborales; así como la sección 8va del SNTE en Chihuahua, y de alguna manera es cierto. Pero hay otro enfoque que quizá es el mas dificil de vencer y es la apatía parte de su gremio. Estos sentimientos se desencadenan cuando las victorias que se consideran moralmente propias y que legalmente nos pertenecen y son robadas al magisterio por seudolideres y seudoservidores, como es el caso de la reforma a la Ley del ISSSTE.

Pueden existir mecanismos de poder, sociales e institucionales que condicionan, obstaculizan e inhiben la participación de los maestros en la defensa de sus derechos laborales. Estos mecanismos operan en la conformación de la representación sobre el tipo de sociedad y de maestro deseable justificando un orden de cosas impuestas e incorporadas.

En el contexto de los 90´s que genero una automatización, fragmentación, desmovización, apatía, individualismo y desencanto sindical y aceptación resignada del modelo Sindical en turno. Emerge en los maestros una preocupación participativa diferente. Diferente en cuanto a los años 80´s cuando llamo a la participación de la movilización, durante la época de Jongitud Barrios para la democratización del SNTE. La nueva perspectiva sindical cuestiona al SNTE una vez mas como el organismo que cumple la función de vigilar por el bienestar de los derechos laborales del magisterio.

Pero ¿Cuáles son los mecanismos que obstaculizan la participación? Estos nos hablan de la colaboración como la única forma de participación posible; la subordinación de los maestros a sus lideres; situación de insatisfacción que deja al desnudo los obstáculos a la participación, expresiones y actitudes descalificadoras de lideres y maestros convertidos en víctimas y victimarios en vigilancia mutua; sentimientos de desconfianza e impotencia, conflictos por incumplimiento, falta de comunicación entre los mismos maestros, actuación de actores externos al magisterio.

Otro mecanismo es la puja por la dominación del campo (Bourdieu 1996) en el juego de las relaciones de las posiciones de los actores, en las que se accede a partir de la distribución del poder(Bourdieu y Wacquant,1995) Ambos mecanismos generan instisfacción por no ser reconocidos como parte (lideres) y en su tarea (maestros), insatisfacción en las condiciones del medio social con un cuestionamiento descalificador o no sentirse habilitados para participar. Estas representaciones han obstaculizado la participación de algunos maestros y han operado como mecanismos de pensamiento desvalorizado de la participación.